domingo, 15 de agosto de 2010

MIGUEL HERNÁNDEZ (ESPAÑA, 1910-1942 )




Como el toro he nacido para el luto
y el dolor, como el toro estoy marcado
por un hierro infernal en el costado
y por varón en la ingle con un fruto.
 
Como el toro lo encuentra diminuto
todo mi corazón desmesurado,
y del rostro del beso enamorado,
como el toro a tu amor se lo disputo.

Como el toro me crezco en el castigo,
la lengua en corazón tengo bañada
y llevo al cuello un vendaval sonoro.

Como el toro te sigo y te persigo,
y dejas mi deseo en una espada,
como el toro burlado, como el toro.

2 comentarios:

  1. Como el toro, herido y ofendido
    por el viento hediendo de bárbara costumbre,
    cubierto de sangre negra, respiro y te maldigo.

    Como el toro, vapuleado y sufriente
    esta oscura muchedumbre masculla un ¡ah! en el aire
    al levantar el animal su espada y la frente.

    Como el toro, nuestra carne es desollada
    mientras pequeñas sabandijas esconden sus sonrisas
    fieles masoquistas pintados de arte y mascarada.

    ResponderEliminar